La salida de la crisis en U

La salida de la crisis en U

La salida de la crisis en U

Veamos la crisis en U, es decir, esta forma de salir que supone un estancamiento temporal relativamente prolongado, después de alcanzar el suelo de la recesión, pero con recuperación rápida a partir de un punto, dibujando una curva que recuerda a la letra de referencia.

En este escenario, la economía deja de mostrar una variación negativa del PIB, pero no crece o apenas crece durante un cierto tiempo. Esta forma de salir de la crisis es peor que la salida en V, pues no hay rebote al poco tiempo de alcanzar el fondo, y mucho mejor que la salida en L, que en realidad es una forma de estancamiento a largo plazo.

En cualquier caso, se parece más a la V que a la L. Incluso, podríamos decir que la U representa un modelo general, del que la V es un caso particular, en el cual la permanencia en el fondo es muy corta. La L, en cambio, no se acomoda a ese modelo.

Es importante entender que estos modelos, que parecen claros ex post, atraviesan fases en las que es imposible discernir la evolución y el desenlace. Todo empieza con una caída, más o menos pronunciada (en un cambio recesivo, como sabemos, con dos trimestres consecutivos de decrecimiento del PIB, la caída presenta una forma a menudo abrupta), que, antes de tocar fondo, no muestra de forma clara su forma futura.

Cuando toca fondo, hay un trimestre en el que el PIB no desciende más, pero no necesariamente indica qué va a pasar a continuación, así que podemos estar ante el principio de una recuperación en V o de un estancamiento temporal seguido de una recuperación (U) o de un estancamiento prolongado, en L. Incluso, si la economía no experimenta una recuperación rápida, aún no sabremos si estamos ante una U o ante una L o ante una V asimétrica, intermedia entre la V canónica y la U.

En cualquiera de esos períodos de incertidumbre, los responsables de la política económica y los propios agentes económicos privados hacen diversas conjeturas y cálculos sobre el futuro y actúan con preferencia en alguna dirección (de política fiscal, de política monetaria, de inversión, de ahorro…).

De resultas de tales acciones, pero no solo de ellas, porque en una economía global hay muchos otros factores directamente involucrados, es posible, pero no seguro (véase el caso de Japón, como ejemplo de evolución en L) que se logre avanzar en una dirección positiva, es decir, acortando el tiempo de la recuperación o intensificándola.

Este podría ser el caso de algunas salidas en U, en las que ciertas políticas podrían haber logrado vencer la tendencia al estancamiento, bien con intervenciones directas sobre las variables macroeconómicas, bien propiciando con otras medidas mayor confianza de los consumidores y de los inversores.

Ejemplos de recuperación en U

A título de ejemplo de salida en U, se cita a menudo la crisis de los Estados Unidos en el período 1973-1975.

Como reflexión adicional sobre el modelo de salida en U, es útil considerar la influencia de la escala temporal sobre la que observemos el cambio del PIB. A cierta escala, la U es casi inevitable, del mismo modo que siempre podríamos considerar una escala en la que toda recuperación dibujaría una V. Lo vemos a veces en los periódicos cuando se presentan los datos en 3 momentos: momento anterior a la caída; momento en el que el PIB toca fondo; momento en el que recupera el nivel anterior o uno próximo. Si hacemos abstracción de cuánto tiempo a transcurrido entre cada dos momentos consecutivos, la V será perfecta y, sin embargo, poco ajustada a la realidad.

Artículos Recomendados

Formas de Recesión – La Recesión en forma de U

Libros recomendados

Rebajas
Ciclos Económicos (Clásicos)
  • Schumpeter, Joseph A. (Autor)
La défaite financière du Japon
  • Guichard, Stéphanie (Autor)