La salida de la crisis en Z

La salida de la crisis en Z

La salida de la crisis en Z

La Z es la última letra del alfabeto, pero esto no tiene nada que ver con la forma de la salida de una recesión.

En realidad, la Z, formalmente, se puede considerar una transformación de una W, que, si bien conserva elementos fundamentales de la forma, supone cambios fundamentales en el impacto económico.

En efecto, si giramos una W en sentido contrario a las agujas del reloj, un ángulo de alrededor de 45º, y ajustamos el último segmento a la proyección de la trayectoria previa a la recesión, la vista nos depara una suerte de Z, con la desaparición aparente del último segmento de la W, bien que girada, a su vez, sobre su posición de uso gráfico habitual.

En suma, en este escenario, la economía deja de mostrar una variación negativa del PIB, pasando a una variación positiva con un crecimiento que supera la compensación de la pérdida anterior, sobrepasando claramente la proyección de la trayectoria del PIB antes de la recesión, para volver a caer, pero esta vez sólo hasta volver a acoplarse a la proyección de la trayectoria inicial.

La Z es el caso que mejor encaja con la idea de una sucesión de cambios correctores de la economía: primero, alguna forma de sobrecalentamiento o algún acontecimiento inesperado producen un cambio recesivo, que vendría sucedido de un fuerte impulso de crecimiento, quizá porque hecha la corrección la economía adquiere una pujanza superior a la anterior a la caída, de manera que sobrepasa la trayectoria esperada; pero, bien de forma “natural”, bien de forma inducida, las cosas vuelven a su sitio con una nueva corrección, que ahora supondría un ajuste más que una nueva recesión.

Otra manera de ver esta Z es como una recuperación en V pasada de frenada, que finalmente vuelve a la trayectoria esperada. En ese sentido, podría considerarse incluso como un escenario mejor que el de la V, al que aventaja en el período transitorio de crecimiento inesperadamente alto, aunque esto no es del todo seguro, pues todo cambio a la baja producirá algunos daños.

Sin embargo, es difícil observar en la realidad un comportamiento muy semejante a este modelo. Habría que buscarlo en algunas formas de salida en V o en W, con la característica común de una primera recuperación por encima de lo esperado, es decir, de la trayectoria anterior a la crisis.

Ejemplos de recuperación en Z

Esta forma, quizá demasiado idealizada, de la salida a la crisis tiene más posibilidades de ser observada en algunas componentes del PIB o en algunos factores macroeconómicos concretos, como el empleo, a veces por efectos estacionales, que en una recesión globalmente considerada. En el primero de los siguientes artículos, se puede ver algo que recuerda a la Z en la evolución del PIB de los EEUU entre 1871 y 2009, por ejemplo, en la recesión de 1982.

Artículos Recomendados

Los ciclos económicos y sus crisis

Las letras de la recuperación

 

Libros recomendados

Rebajas
Ciclos Económicos (Clásicos)
  • Schumpeter, Joseph A. (Autor)
La défaite financière du Japon
  • Guichard, Stéphanie (Autor)